Depresión: la puerta a la agresividad

Investigadores canadienses descubrieron que la agresividad en el trato con los demás, especialmente por parte de mujeres jóvenes, suele encubrir una depresión.

Saber si este problema afecta sus vínculos es el tema de esta nota.

Cuando una mujer está deprimida suele esperar demasiado de los demás, sobre todo de su pareja, y estas expectativas desmedidas son las que la llevan a reaccionar agresivamente en situaciones que no alteran a mujeres no deprimidas»

Así lo afirmó el dr. Scott B. McCabe, de la Universidad de Waterloo en Ontario, Canadá, luego de realizar un estudio exhaustivo entre cientos de estudiantes universitarias: las que satisfacían los criterios de disforia –una mezcla de ansiedad, depresión e irritabilidad– tenían expectativas más elevadas sobre sí mismas y sobre los demás en sus relaciones personales, en comparación con las mujeres sin estos síntomas.

Son estas altas expectativas la clara causa de la agresividad presente entre las jóvenes deprimidas, asi lo aclara la nota publicada en el diario académico de Psicología clínica y social.

La depresión puede reconocerse por varios síntomas asociados, a saber:

  • Incapacidad para focalizar sus esfuerzos
  • Insomnio
  • Fatiga
  • No tener relaciones
  • Poca o nula paciencia

En investigaciones previas con terapias en parejas, McCabe halló que cuando las mujeres deprimidas trataban de resolver un problema con su esposo, se tornan más negativas, no así el esposo.

Por otro lado, las mujeres que no sufren de depresión son menos probables de tomar una postura negativa a la hora de resolver problemas.

Si lo que se espera del otro es que este resuelva todos nuestros problemas es muy posible que nos encontremos en frente de un caso de depresión oculta.

Al más mínimo indicio de que sufrimos de alguna de estas pautas, ya sea por percatarse uno mismo o por algún comentario ajeno, hay que analizarse por un profesional para asi resolver el problema que nos llevará indefectiblemente a futuros conflictos de pareja.

Lo que trato de demostrar el estudio de investigación fue que si nos encontramos deprimidos tenemos que reconocer que nuestras expectativas probablemente sean demasiadas.

También sugiere  que los seres queridos que rodean a la persona deprimida entienda que varias características de la personalidad están dadas por los síntomas de la depresión y no por la personalidad en si.

You May Also Like

About the Author: Lic. Jhon Montalvo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *