Consejos para recuperar tu salud mental

Lo que puedes hacer para recaer, es justamente no hacer nada. Tu enfermedad hará el resto.

Aquí te dejaremos algunos consejos para recuperarte:

  • Tal vez en este momento es mejor no hacer algo. Mucho ayuda el que no jode. Mañana puede ser un mejor día para hacerlo.
  • Despréndete de lo que más te mueve. Déjaselo todo a Dios y al tiempo.
  • La recuperación no llega de inmediato. Viene por etapas. Es un proceso que abarca toda la vida.
  • Empezamos a ver que las únicas limitaciones al amor y al cuidado de Dios son las que nos imponemos a nosotros mismos, negándonos a seguir el programa.
  • Ya no tenemos porque volver a consumir, no importa cómo nos sintamos. Tarde o temprano todos los sentimientos negativos pasarán.
  • Siempre pregúntate: Dónde está el bienestar de la recuperación? Debe estar en algún lado.
  • Deja fluir los sucesos y las emociones. Simplemente… deja fluir.
  • Esto es simple… Hoy no consumas, confía en Dios y ve a tu grupo.
  • Se dice que la recuperación es sencilla. Lo único que tenemos que hacer es cambiar… TODO!!
  • La creencia en el poder de Dios, mas la suficiente buena voluntad, honradez y humildad para establecer y mantener el nuevo orden de cosas en el marco de una vida con estructura, son los requisitos esenciales para una vida en sobriedad.
  • La sobriedad se logra a través de la Fe en Dios, y la re-educación mental.
  • «Si quieres que Dios se ría, haz planes y adivina el resultado». Lo que hacemos en recuperación, justamente son planes, y no controlamos los resultados de estos.
  • Si los resultados de los planes no salen como lo deseamos, seguramente hay diversas alternativas.
  • Cuando el mundo no coincide con nuestras expectativas, por lo general son nuestras expectativas las que deben ajustarse, y no el mundo.
  • Cuando yo reconozco que parte de mi caída era la impaciencia, la intolerancia a la espera, y estoy dispuesto a esperar las gratificaciones de la abstinencia, estoy en la senda de la recuperación y de lograr la sobriedad.
  • La recuperación es la destrucción del egocentrismo.
  • En recuperación, mi despertar espiritual llega como un regalo. No como un logro.
  • Yo gano SERENIDAD cuando acepto la vida tal como es. Cuando me pongo en acción, gano el VALOR y doy gracias a Dios por la capacidad de DISTINGUIR entre aquellas situaciones que puedo tratar de resolver y las que debo dejar en manos de Dios.
  • La GRATITUD, es la memoria escrita en el corazón.
  • La adicción se basa en en la deshonestidad y la destrucción, mientras que la recuperación esta basada en la honestidad y en el amor.
  • La verdadera humildad consiste en aceptarse uno mismo y tratar honestamente de ser uno mismo con nuestras virtudes y nuestros defectos.
  • Nos rendimos solo por hoy. La vida por el momento puede ser demasiado grande para que la afrontemos toda junta.
  • Cuando admitimos que nuestras vidas se han vuelto ingobernables, ya no tenemos que defender nuestro punto de vista… Ya no tenemos que tener la razón a toda costa.
  • Todo lo que sabemos acerca de la verdad, esta sujeta a revisión.
  • Si te mueven las emociones, retírate de quien sea, de lo que sea y de donde sea.
  • Si no estas a gusto en donde estas, cámbiate de lugar.
  • No te pelees. ¿Para que te peleas?
  • Déjate guiar. No negocies con tu recuperación.
  • Pregúntale, hazle caso y CONFIA en el experto en adicciones y en el que tiene mas experiencia.
  • Primero yo, luego yo, y hasta el ultimo yo… con, sin, y a pesar de quien sea.
  • Cuales son los hechos? Que te dice la historia? Cómo te fue en el pasado? Sobre la base de esa historia, si no cambias tu… ¿Qué es lo más probable que vuelva a suceder? Que te hace pensar que en esta ocasión que va a ser diferente? TU que vas a hacer de diferente?
  • Frecuentemente tengo que recordar mi pasado enfermizo, con sus moldes de pensamientos grandiosos y de falsos sentimientos de omnipotencia para no repetirlo.
  • Échale acción. Ponte las pilas. La intencionalidad es algo entre la acción y la buena voluntad.
  • La recaída franca se encuentra en fracción de segundos, la sobriedad se encuentra en largas horas de meditación.
  • La meditación es un periodo de quietud sin palabras. Estar centrado es estar físicamente relajado, emocionalmente calmado, mentalmente enfocado y espiritualmente consciente.
  • No te ensimismes.
  • La única forma de sentir el programa y la espiritualidad es practicándolos.
  • El programa funciona solo si dejas que funcione.
  • Cuando trabajamos bien en nuestro programa y somos fieles a el… entonces crecemos.
  • Solo podemos conservar lo que tenemos en la medida en que lo compartimos con los demás.
  • Busca el progreso en la recuperación. No busques la perfección en la recuperación.
  • No necesariamente tenemos que ser «Excelentes» y «Perfectos» seres humanos. Es suficiente ser simplemente seres humanos con errores, virtudes y defectos.
  • Apaga de vez en cuando la maquinita del cerebro.
  • Hazlo de buena voluntad. Si no… no lo hagas.
  • Un ser más poderoso que yo esta dispuesto a ayudarme si dejo de tratar de hacer yo, el papel de Dios.
  • Haz lo correcto por el motivo correcto.
  • La realidad de la sobriedad es una realidad de libertad, de responsabilidad, de dirección, de estructura, de felicidad, de buena intención, de buena voluntad, de serenidad y de tranquilidad con Dios, con nosotros mismos y con los demás.
  • Tal es la paradoja de la recuperación.- La fortaleza que se levanta de la derrota y la debilidad completas. La perdida de la vida antigua como condición para encontrar una nueva vida.
  • Aprenderé a adueñarme de mi fuerza. No tengo que detenerme ante la impotencia y el desamparo. Aquellos, son lugares temporales en los que puedo reevaluar donde había estado tratando de tener fuerza cuando no tenia ninguna. Cuando decido someterme a la voluntad de Dios, significa que ha llegado el momento de fortalecerme. Dejare que la fuerza venga de manera natural. Ahí esta. Es mía.
  • Mi ego tiene que perder, para que yo pueda ganar.
  • En recuperación, tengo que dejar de ser quien fui, para convertirme en quien quiero ser.
  • Mi tarea es llevar el mensaje al adicto que todavía esta sufriendo, y guiar con el ejemplo, no con el proyecto.
  • Las palabras convencen. El ejemplo arrasa.
  • Cuando nuestras vidas experimentan cambios fuertes en recuperación, tendemos a buscar la consistencia y la familiaridad del pasado, a buscar el alivio de la evasión y a repetir los errores que habíamos cometido. Yo ya no me puedo dar ese chance.
  • Nadie conoce mejor que aquellos que sufren de adicción el dolor, la rabia y la desesperación de estar emocional y espiritualmente alejado de Dios, de los demás y de sí mismo. Esta incomodidad, seguida de desesperación emocional y espiritual causa la búsqueda por parte del yo sano, por encontrar la sobriedad.
  • Para recuperarse, el adicto no solo debe romper la dependencia emocional interna sino también buscar el yo de los demás. Al hacer esto podrá descubrir una nueva manera de vivir que puede ser maravillosa y excitante, aunque vulnerable ante la lucha y el miedo.
  • La recuperación significa soltura de nuestra negatividad. Haciendo eso, seremos libres para hacer el trabajo que tenemos que hacer. Podemos lentamente tomar el riesgo de creer que las cosas positivas nos pueden suceder.
  • Ser empático requiere que escuches sin juzgar, que estés allí para alguien sin la necesidad de mejorar algo, de cambiar lo que existe, o de dar consejos. La verdadera empatía causa una liberación emocional.

About the Author: Lic. Jhon Montalvo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *